/* VERIFICACION DE WEB GMC*/

El aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial debido a su elevado número de aplicaciones y usos. Desde cocinar con él guisos y elaboraciones, hasta su consumo en crudo en diversas preparaciones como pueden ser ensaladas o aliños entre muchas más. Sin embargo, esta misma multitud de aplicaciones te pueden llevar a la siguiente cuestión, ¿cómo consumir el aceite de oliva virgen extra?

Tomar Aceite de Oliva Virgen Extra al natural

Y ojo por que cuando decimos al natural, queremos hacer alusión a consumir el AOVE en crudo.

Como hemos mencionado previamente, el aceite de oliva se utiliza en la gastronomía mundial y por ende, sus aplicaciones en distintas recetas difieren de un lugar geográfico a otro según la tradición culinaria donde nos encontremos.

Por eso, si quisieramos recoger la totalidad de cómo se consume el AOVE en todo el mundo necesitarías horas y horas para leer nuestro post y, seguramente como nosotros, te cansarías antes de llegar al final… ¡así que vamos con los más destacados en nuestro país!

Eso sí, antes que nada te recomendamos que vayas a nuestra tienda porque la información de nuestros aceites te servirá de guía para entender mejor las diferencias que vamos a establecer respecto a que aceite usar según su aplicación.

Tostadas

aceite-oliva-virgen-extra-tostada

¿Quién no ha disfrutado alguna vez (o diariamente) de una tostada con un buen aceite de oliva?
Pues bien, tal y como hemos mencionado en nuestra entrada donde hablamos de la diferencia entre los tipos de aceite, el Aceite de Oliva Virgen Extra es la versión más saludable de aceite que podemos consumir en crudo por sus propiedades culinarias y en lo que a la salud se refiere.

Según el tipo de aceituna utilizado para la elaboración del AOVE, el sabor del aceite puede variar enormemente.

Quienes busquen un sabor más suave deberán apostar por aceites de tipo arbequina como el nuestro donde apenas queda constancia de ese picor característico de otros aceites de oliva virgen extra con más intensidad.

Este tipo de aceite es ideal para combinar con otro alimento en la tostada, como puede ser el pavo, el jamón o algún tipo de embutido.

Ahora bien, si eres de los que ama el sabor intenso del aceite y no quieres compaginar su sabor con el de otro producto, te recomendamos que apuestes por nuestra versión arbequina donde notarás mucho más el sabor característico del AOVE.

Salmorejos y gazpachos

aceite-oliva-virgen-extra-gazpacho

Del mismo modo que ocurre con el uso del Aceite de Oliva Virgen Extra en las tostadas, en la elaboración de recetas típicas como el salmorejo o el gazpacho la intensidad será también un factor subjetivo ligado a lo que el consumidor busque realmente en el resultado final.

Si eres de los que quiere que predominen sabores propios de estas recetas como son el tomate o el pimiento, entonces debes hacer uso de un aceite arbequina donde apenas tapará el sabor de estas hortalizas.

Sin embargo, si te apasiona el sabor intenso y eres de los que culmina esta receta con un chorro de aceite de oliva virgen extra sobre ella entonces te recomendamos que utilices nuestro AOVE elaborado con olivas picual.

Ensaladas y aliños

aceite-oliva-virgen-extra-ensalada

Depende. Aquí si nos ponemos un poco más duvitativos ya que pensamos que según el tipo de ensalada que vayamos a realizar lo ideal sea decantarse por uno u otro.

En ensaladas de vegetales, lo ideal es usar el sabor del AOVE picual para dotar de sabor a la elaboración, ya que en reiteradas ocasiones usamos la ensalada para salir del paso y no nos ponemos a utilizar un gran número de elementos como pueden ser el atún, el pollo o el queso que quieras que destaquen sobre el resto.

Eso sí, si te vas a poner en plan gourmet y quieres realizar una ensalada con varios ingredientes apuesta por el AOVE arbequina ya que así estarás aportando textura y matices afrutados sin que estos inhabiliten otras fuentes de sabor como pueden ser los previamente expuestos.

Aceite de Oliva Virgen Extra para freir

El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es un alimento que se somete perfectamente a elevadas temperaturas.
La diferencia principal, es que al someter a un intenso calor al AOVE este modifica sustancialmente sus propiedades nutricionales de ahí la tan extendida premisa de que las frituras no son convenientes para la salud.

Pero mucho cuidado, todo en su justa medida es factible, por lo que aunque no recomendamos abusar de los fritos, ¿a quién no le gusta un buen pescado  frito?

Otra característica del aceite es que se puede reutilizar en varias ocasiones, siempre que lo conserves correctamente y no lo uses para cocinar distintos alimentos ya que se puede transmitir el sabor de una elaboración a otra… ¡cuidado que las patatas te puede saber a pescado!

Una solución adecuada para alargar este proceso de reutilización consiste en filtrarlo una vez que el aceite se ha enfriado, así eliminamos restos de comidas que, al volver a adquirir temperatura puedan trasladar ese sabor a la nueva elaboración.

En cuanto a qué tipo de AOVE utilizar para la fritura, los sabores intensos dotarán de solidez en los matices a la receta y por tanto, te dejará ese sabor de aceite en tu preparación.

Por el contrario, si usas un AOVE más suave como el arbequina apenas dejarás rastro de que tu plato, ha sido freído previamente degustando así mejor las características del producto principal que ha sido cocinado mediante esta técnica.

Aceite de oliva virgen extra para vinagretas

Si bien este apartado podía perfectamente haberse introducido en la sección de su consumo en crudo, creemos que es conveniente dedicarle uno de forma particular debido a las aplicaciones que puede llegar a tener.

La vinagreta básicamente proviene de la elaboración de una salsa cuyos ingredientes principales son el aceite y el vinagre. Es decir, que cuando aliñamos nuestra ensalada estamos realizando sin darnos cuenta una vinagreta.

Pero esto no queda ahí, sus usos han ido variando y obteniendo más y más variaciones hasta llegar a encontrar diversas vinagretas como son de naranja, de uvas, o la archiconocida salsa verde.

Las hay de mostaza, de especias como la previamente expuesta “salsa verde”, de mantequilla negra, de frutos secos o de fruta fresca.

Si te paras un momento, verás que según el tipo de vinagreta que vayamos a elaborar querremos que predominen unos matices u otros. Así pues, en lugar de decidir por ti cual debes usar te vamos a explicar la diferencia principal entre el aceite de arbequina y el aceite de oliva virgen extra picual para que, con esta información, ¡elijas la que más te convenga!

Aceite de Oliva virgen extra arbequina para vinagretas

Este tipo de AOVE se caracteriza por matices afrutados, un sabor suave y apenas experimentarás el picor de otros AOVES. Sin duda, es el más recomendado para este tipo de elaboraciones pero como hemos dicho antes, ¡tú eres quién decides según tus gustos y preferencias!

Aceite de Oliva virgen extra picual para vinagretas

Por otra parte, el AOVE picual va a tener más picor y regusto que su versión arbequina. Nuestra recomendación es que apuestes por esta propuesta si quieres realizar vinagretas con especias o frutos secos, donde debe destacar los matices del aceite frente a otras vinagretas como las afrutadas donde se busca más el frescor de los otros ingredientes.